Nuevo servicio de Cloud IaaS para los investigadores

Ya está operativo el nuevo servicio de Cloud IaaS del CITIUS. En mayo en esta misma bitácora adelantábamos que se habían adquirido nuevos servidores para prestar este servicio y después de un tiempo de instalación, documentación y pruebas ya está en producción para el uso y disfrute de todos los investigadores del CITIUS.

¿Qué permitirá este nuevo servicio? Las posibilidades más relevantes son:

  • Crear máquinas virtuales con diferentes configuraciones de hardware y software a partir de plantillas predefinidas o partiendo de cero.
  • Crear redes virtuales entre las máquinas o mantenerlas aisladas.
  • Crear grupos de trabajo con otros investigadores de modo que los recursos virtuales sean comunes.

Las ventajas de crear máquinas y redes en un entornos virtualizados son múltiples, destacando la rapidez con la que se hace el despliegue comparado con máquinas físicas; además tanto las máquinas como las redes están controladas por cada investigador, sin intervención de los administradores.

Esperamos que este nuevo servicio facilite la creación de entornos de desarrollo y pruebas que faciliten a los investigadores su labor investigadora.

Todo eso es genial, pero… ¿cómo puedo empezar a usarlo?

Para poder utilizar el cloud hay que solicitar la activación del servicio mediante el formulario de incidencias de la web del centro.

Una vez activado el servicio, este se gestiona a través de una interfaz web. El nombre de usuario y la contraseña serán las mismas que las de cualquier otro servicio del CiTIUS.

Todo el proceso y utilización posterior del Cloud están explicados como siempre en la wiki del centro. Recomendamos encarecidamente su lectura, porque aunque no es un servicio difícil de usar, sí es bastante complejo en cuanto al número de opciones y posibilidades que ofrece.

Una breve descripción del entorno.

En este momento el Cloud pone a disposición de los investigadores un total de 170 GHz de procesador y 190 GB de memoria RAM para la creación de máquinas virtuales. Esta capacidad es ampliable en un futuro, si fuera necesario. Además contamos con un almacenamiento de 7 TB para los discos de dichas máquinas.

Esto significa que ahora mismo el Cloud tiene capacidad para crear, por ejemplo, 170 máquinas virtuales con un procesador de 1GHz, 1GB de RAM y 40 GB de disco duro.

Todo el entorno está instalado sobre Centos 6.4 y usa KVM como única solución de virtualización. Por encima de esto está instalado Cloudstack 4.1.1, que sirve para orquestar todos los recursos y ofrecer la gestión a los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *