Archivo por meses: septiembre 2013

Simular limitacións no ancho de banda

Comezamos hoxe unha nova categoría da bitácora sobre ferramentas, na que falaremos dalgunhas das pequenas aplicacións que fan posible o noso traballo e que poden ser moi útiles en determinadas situacións.

Limitar o ancho de banda é algo moi útil se queres, por exemplo, simular a velocidade de carga dunha páxina web, ou detectar problemas de configuración nos servidores que poden afectar só a un determinado grupo de usuarios por ancho de banda da sua propia conexión.

Tamén é moi útil en situacións domésticas, nas que un router deixa de responder ben ou aumenta moitísimo a súa latencia ó saturar o canal de saída ou entrada, cousa bastante común en conexións de ADSL.

Trickle

Trickle é un xestor de ancho de banda en espazo de usuario, que intercepta as chamadas de sistema de socket e modifica o seu comportamento. Pode limitar o ancho de banda de entrada e de saída independentemente.

trickle -d 2500 -u 30 firefox

Este comando lanzará o Firefox cun límite de baixada de 2500kB/s e de 30kB/s, a velocidade dun ADSL rural en determinadas zonas de Santiago.

Trickle tamén ten un modo de funcionamento no que, cun proceso executándose de fondo (daemon) e lendo as limitacións dun ficheiro de configuración, limita os programas sen ter que chamar a trickle de cada vez.

 Wondershaper

A pesar do que poida suxerir o seu nome, Wondershaper é un script que utiliza iproute2 para limitar o tráfico de forma sinxela a nivel de do sistema operativo. Está orientado a mellorar os tempos de latencia das conexións domésticas de ADSL, debido a saturacións do router, e de feito ven cunha axuda moi extensa orientada precisamente a eso.

O paquete de Wondershaper en sistemas Debian ou Ubuntu ven con axuda adicional sobre como proceder na súa configuración, comezando cos tests de latencia para buscar o mellor valor. De todos os xeitos para limitar o ancho de banda basta con chamar ó programa deste xeito:

/sbin/wondershaper eth0 2500 30

Comando que, loxicamente, débese executar cada vez que arranque o sistema se os cambios se queren facer de forma permanente. Pódese configurar en upstart en Ubuntu, ou de forma máis sinxela, no arquivo /etc/network/interfaces ou equivalente noutras distribucións.

A maior diferencia práctica con Trickle é que Wondershaper actúa sobre a interface de rede, e non interceptando as chamadas de sistema, polo que funciona a máis baixo nivel e serve tamén para limitar ós programas compilados estáticamente. Eso si, require executarse como root.

E ti, ¿utilizas xa este tipo de ferramentas? ¿En que axudan ó teu traballo?

Nuevo servicio de Cloud IaaS para los investigadores

Ya está operativo el nuevo servicio de Cloud IaaS del CITIUS. En mayo en esta misma bitácora adelantábamos que se habían adquirido nuevos servidores para prestar este servicio y después de un tiempo de instalación, documentación y pruebas ya está en producción para el uso y disfrute de todos los investigadores del CITIUS.

¿Qué permitirá este nuevo servicio? Las posibilidades más relevantes son:

  • Crear máquinas virtuales con diferentes configuraciones de hardware y software a partir de plantillas predefinidas o partiendo de cero.
  • Crear redes virtuales entre las máquinas o mantenerlas aisladas.
  • Crear grupos de trabajo con otros investigadores de modo que los recursos virtuales sean comunes.

Las ventajas de crear máquinas y redes en un entornos virtualizados son múltiples, destacando la rapidez con la que se hace el despliegue comparado con máquinas físicas; además tanto las máquinas como las redes están controladas por cada investigador, sin intervención de los administradores.

Esperamos que este nuevo servicio facilite la creación de entornos de desarrollo y pruebas que faciliten a los investigadores su labor investigadora.

Todo eso es genial, pero… ¿cómo puedo empezar a usarlo?

Para poder utilizar el cloud hay que solicitar la activación del servicio mediante el formulario de incidencias de la web del centro.

Una vez activado el servicio, este se gestiona a través de una interfaz web. El nombre de usuario y la contraseña serán las mismas que las de cualquier otro servicio del CiTIUS.

Todo el proceso y utilización posterior del Cloud están explicados como siempre en la wiki del centro. Recomendamos encarecidamente su lectura, porque aunque no es un servicio difícil de usar, sí es bastante complejo en cuanto al número de opciones y posibilidades que ofrece.

Una breve descripción del entorno.

En este momento el Cloud pone a disposición de los investigadores un total de 170 GHz de procesador y 190 GB de memoria RAM para la creación de máquinas virtuales. Esta capacidad es ampliable en un futuro, si fuera necesario. Además contamos con un almacenamiento de 7 TB para los discos de dichas máquinas.

Esto significa que ahora mismo el Cloud tiene capacidad para crear, por ejemplo, 170 máquinas virtuales con un procesador de 1GHz, 1GB de RAM y 40 GB de disco duro.

Todo el entorno está instalado sobre Centos 6.4 y usa KVM como única solución de virtualización. Por encima de esto está instalado Cloudstack 4.1.1, que sirve para orquestar todos los recursos y ofrecer la gestión a los usuarios.